sábado, 20 de mayo de 2017

Borsht (sopa de remolachas), con alma de “Ninotchka” de Ernst Lubitsch.-



Renuevo mi ida y vuelta entre el cine y la cocina con una receta de borscht, la tradicional sopa rusa hecha a base de remolachas que, según puede pensarse, corre bien fría por las venas de Ninotchka. Esta sopa puede tomarse fría o caliente y existen numerosas variantes, algunas contienen carne de pollo o de res, otras yemas batidas o sólo verduras. En este caso, les presento la versión fría acompañada por un toque de crema de leche.-




Ingredientes (para 6 porciones)
Remolachas 3 unidades (yo no conseguí remolachas frescas así que utilicé dos latas de conservas)
Papa 1 unidad
Batata 1 unidad (utilicé sólo media batata, como ven en la foto, porque mi pieza era gigante)
Cebolla 1 unidad
Sal, pimienta y azúcar a gusto
Jugo de 1 limón
Crema de leche ¼ de taza
Agua caliente c/n


Preparación:
Pelar y cortar todas las verduras en trozos medianos, más o menos del mismo tamaño para que se cocinen parejo y ponerlos a hervir con abundante agua en una cacerola hasta que todas las verduras estén tiernas. Agregar sal a gusto antes de que rompa el hervor. En el caso en que se utilicen remolachas enlatadas, deben hervirse las demás verduras por separado e incorporar las remolachas sólo en los últimos minutos de cocción. Colar y procesar con la licuadora de mano con un poco del líquido de la cocción, la pimienta, el azúcar y el jugo de limón, hasta que nos quede una crema lisa. Si fuera necesario, podemos agregar agua caliente a medida que vamos licuando, dependiendo de la textura que deseemos, más o menos fluida.-
Dejar enfriar un poco a temperatura ambiente y luego refrigerar.-
Servir bien frío, con un poquito de crema de leche por encima.-

2 comentarios:

  1. ¡Qué grata sorpresa su visita a mi blog, Bet! En efecto, están pasando cosas en mi país. No creo que nos engañemos ni que tengamos un pensamiento mágico. Hay indicadores de que la situación se está acercando a un desenlace favorable para los que predicamos y vivimos los ideales de la democracia. Un abrazo.
    PS Le envié su blog a una sobrina cineasta y gastrónoma para "hacer¿le coco" (como decimos
    aquí para picarle en su orgullo) con mi amiga Bet. un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que así sea, estimado Franklin, que pronto su pueblo encuentre la salida.-
      Jaja, su sobrina será bien recibida, por estos días tengo un poco descuidada la cocina pero el blog de cine sigue tan activo como mi trabajo me lo permite.-
      Un abrazo fuerte, Bet.-

      Eliminar